Kevin Cordón jugará por el bronce en el bádminton olímpico

Su tranquilidad nos da paz. Su visión nos da esperanza. Hoy no obtuvo el resultado que pretendía pero está contento por cómo se han dado las cosas en estos Juegos Olímpicos. Kevin Cordón salió con su primer resultado adverso de Tokyo pero ya habrá tiempo para la revancha.

El danés Viktor Axelsen frenó la racha del guatemalteco con un juego potente. Lo venció 21-18 y 21-11 y ahora irá por el oro, mientras que Cordón disputará la medalla de bronce frente a Anthony Ginting, de Indonesia.

Él sabía que sería un partido difícil. “A Juegos Olímpicos vienen los mejores del mundo; nadie viene a querer perder su tiempo y, conforme uno va avanzando, los partidos se van poniendo más fuertes”, explicó Cordón.

Cada partido es diferente y hay decisiones que debes tomar en el momento. No siempre saldrán bien, pero vale la pena intentar. “Tuve una oprotunidad en el primer set cuando íbamos 18 iguales. Entre la táctica y las decisiones que tomé, las cosas no me salieron por muy poco, y en el segundo set, cuando quise cambiar la estrategia, él (Axelsen) ya estaba un poco más a la espera de lo que iba a hacer y me costó hacer mi juego”, resumió el partido.

Ante el cansancio por los partidos diarios, Kevin destacó el apoyo de los fisioterapistas de Comité Olímpico. “El fisio de COG ha sido mi sombra, así que la recuperación después del partido de hoy va a ir bien”, aseguró.

Sobre el duelo de este lunes, el medallista panamericano no se atormenta pensando en lo que pueda suceder y lo hace por una razón muy importante. “Estoy cerquita de una medalla, pero no lo pienso porque no quiero meterle presión a mi mente. Así, las piernas no me van a funcionar y no voy a poder disfrutar del partido, que es una de las razones por las que he llegado hasta aquí”.